PSE
Aportes y/o donaciones
Domingo, 26 Noviembre 2017
Publicado en Blog
Escrito por Sergio Roldán Gutiérrez
Son casi 300 barrios en Medellín, distribuidos en 16 comunas y 5 corregimientos, con 140 personas por hectárea de densidad y un sin número de temas sin resolver, con las instituciones públicas más honorables y de mayores rendimientos del país y sin embargo, una ciudad absolutamente improvisada.

Para el 2050 el 80% de las personas vivirá en las ciudades según la ONU Hábitat. Esto quiere decir que toda la densidad poblacional creciente estará necesitando tener lo mínimo elemental cubierto en los centros urbanos, esto es; agua potable, alcantarillas, luz eléctrica, saneamiento básico, habitación. Adicionalmente una oferta educativa, laboral y cultural que administre el ocio de todos sin que se genere un desequilibrio. En Colombia seremos más de 18 millones de habitantes nuevos, según la proyección de la misión del sistema de ciudades que contiene el recién lanzado atlas de expansión urbana del departamento nacional de planeación. El mismo organismo sostiene que se necesitarán construir para albergar esta nueva población más de 5 millones de viviendas. En el área metropolitana de Medellín en el 2014 ya éramos casi 3.5 millones de habitantes, sin contar la avalancha de inmigrantes que están llegando del país y del mundo. De todo lo anterior surge la preocupación más grande: ¿tenemos planeado el territorio para cumplir a esta nueva demanda?

Son casi 300 barrios en Medellín, distribuidos en 16 comunas y 5 corregimientos, con 140 personas por hectárea de densidad y un sin número de temas sin resolver, con las instituciones públicas más honorables y de mayores rendimientos del país y sin embargo, una ciudad absolutamente improvisada, al punto que nuestras conurbaciones inmediatas; Bello y Copacabana por el norte y Envigado y Sabaneta por el sur, se volvieron cómplices del desorden urbano y por ende, igual o peor de improvisadas que Medellín. Pienso que esta gran Medellín como la llama el atlas de expansión urbana, ya no sólo contará con estas diez ciudades, pues al occidente: Santa Fe de Antioquia, San Jerónimo y Sopetrán, también aspirarán a integrarse a esta gran área metropolitana para articularse en temas de transporte, saneamiento básico e infraestructura. Lo mismo harán por el Oriente: Rionegro, la Ceja y el Retiro, de tal forma que al corto plazo serán 20 municipios si se suma el sur oeste, convirtiendo al Área Metropolitana de Medellín en el conglomerado más compacto de Colombia y el de mayor gestión y con la oportunidad histórica de preparar un ordenamiento territorial que pueda hospedar el crecimiento exponencial de la población que habitará esta nueva ciudad región.

Lea sobre el derecho a la ciudad

Todo lo anterior, si se prepara ya la estrategia de planeación para llegar al 2050, si no se hace, seremos el territorio con las mayores problemáticas sociales de todo el continente, el más inseguro y el más pobre. Una ciudad densamente poblado sin lo mínimo elemental resuelto es una bomba de tiempo que explota en forma de anarquía e informalidad.



Cortesía: www.elmundo.com

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 70 veces

Escribe un comentario


Código de seguridad
Refescar