Las ciudad es, en palabras del presidente del Cities Alliance “el mayor invento el hombre” se constituyen ahora en las células de los países, de las regiones, y claramente la comunicación que existe entre ellas cada vez es más estrecha, más inmediata.Todo se comunica mientras pasa, absolutamente todo. Estamos en el tránsito hacia las ciudades 4.0, las ciudades inteligentes, esas que hacen cosas, independientemente de si los ciudadanos las hacen o no. Esta Smart City señala el camino a seguir, indica el autobus que se debe tomar, alerta con un sonido amable si intenta cruzar la avenida y está aún la luz roja encendida. Es súper ciudad, porque cuida y guía, pero justo por eso, por estar conectada con el mundo en tiempo real, es altamente vulnerable.

En la implementación de estas grandes urbes donde se vende una percepción de tranquilidad a la población porque todo está en teoría bajo control, hay cámaras en todas partes, puntos de control en todas partes, sin embargo, la atención de los casos evidenciados en cada cámara no son imnediatos, así se haga un gran despliegue de publicidad del caso de éxito, pero ni se mencionan los miles de casos que no se resolvieron, y practicamente no se toman en cuenta los que ni siquiera se atendieron. Esto implica que un mundo 4.0, interconectado, súper informado y adicto a las redes, ya puede acceder a las cámaras de la plaza de la moneda en Santiago de Chile, a las calles del centro histórico de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, a Londres, París, New York y en fin, por las redes, puede ubicar a un persona en el lugar del mundo que este, solamente con conectarse al wifi gratis en un parque público. Esta ciudad 4.0 tiene un nuevo ciudadano 4.0 que cada vez más desde la comodidad de su vida cotidiana y con su teléfono como informante -sin ningún tipo de filtro-, lee sin contexto, y no solamente letras, se leen videos, imágenes, que en la mayoria de los casos son tergiversados. La cantidad de likes tambien los leen.


Ahora, con esta gran comunidad mundial, llena de datos, alimentada de tendencias y modas, sumergida en el qué dirán e implacable con los errores y las vivencias de los otros, el voz a voz tiene muchas redes, muchos canales de divulgación, que impactan a todo el planeta, que nutre una gran big data en la que todos estamos individualizados, desde el momento que nos levantamos y miramos el teléfono para dar el primer me gusta, hasta que pagamos la leche y el pan que llevamos a la casa en la noche con la tarjeta débito. Estamos siempre visibles y paradojicamente a esto, los niveles de delincuencia e informalidad son imposibles de controlar. Es una simple percepción, un placebo, una sensación de llenura, pero una objetiva falta de control y de atención por parte de los gobiernos, sobre todo estos, los de la región, los de esta América Latina que no se ubica, que no trabaja, pero exige desarrollo, que no paga impuestos, pero exige obras, que no se decide a progresar. Ahora llega la moda a Colombia, hoy será el dia de la gran protesta, donde los convocados saldran a buscar los cientos de problemas que enfrentamos, de los cuales la mayoría de los marchantes son la causa, se preven disturbios y manifestaciones violentas, porque no podemos ser inferiores a las anteriores ediciones desarrolladas en la región, y porque además trabajar duro, que es la propuesta transformadora por excelencia, no tiene cabida en este lugar que exige pero no cumple lo minimo, que se manifiesta, pero no reflexiona, no cumple la norma, no compra ni contrata en los establecimientos formales, adora la informalidad, y asi una interminable lista de etcétera, y adicional a eso, le dice al estado que responda cuando el transporte no autorizado se accidenta y hubo una afectación en su salud al interior de él, le dice que responda cuando se intoxica con los alimentos consumidos en la esquina, y sigue la lista.

Que les vaya bien a los marchantes#CiudadaníaAntesQueCiudad implica proponer, anunciar, resolver, NO indisponer, denunciar, complicar, ese es el camino facil.

FUENTE: https://www.elmundo.com/noticia/De-la-ciudad-4-0-al-paro/378167